Receta tortilla española low-carb

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

¿Echas de menos la tradicional y mítica tortilla de patata? Entonces esta receta es para ti. Vuelve a alegrar tus desayunos o aperitivos con esta tortilla de coliflor low-carb. Una vez cocida, la coliflor pierde su sabor característico e imita a la perfección la textura y el sabor de la patata. Disfrútala recién hecha o, aún mejor, fría al día siguiente. ¡Te va a encantar!

  • Tiempo de preparación15 min
  • Tiempo de cocción15 min
  • Tiempo Total30 min
  • Porciones2

    Ingredientes

    • 300 g coliflor
    • 1 (110 g) cebolla amarilla
    • 6 huevos
    • 1 pizca sal
    • 60 ml aceite de oliva ligero

    Preparación de tortilla española low-carb

    1

    Cortar la coliflor en ramilletes pequeños. Cocerlos durante 10 minutos en una olla vaporera o durante 15 minutos en agua salada hirviendo. Mientras tanto, picar la cebolla.

    2

    En una sartén antiadherente mediana, calentar la mitad del aceite de oliva y añadir la cebolla. Rehogar hasta que quede translúcida.

    3

    Cuando la coliflor esté cocida, verterla en un plato y desmenuzarla con los dedos o con la ayuda de un tenedor. Añadir a la sartén y rehogar un par de minutos. Reservar.

    4

    En un bol, batir los huevos y salpimentar al gusto. Con la ayuda de una espumadera, retirar la mezcla de coliflor y cebolla de la sartén y añadirla a los huevos batidos.

    5

    En esa misma sartén previamente utilizada, calentar la otra mitad del aceite de oliva a fuego medio-alto y verter la mezcla de huevo y coliflor. Dejar cocer durante 3 minutos.

    6

    Con la ayuda de una tapadera o de un plato, dar la vuelta a la tortilla y cocerla entre 1 y 2 minutos más por el otro lado, en función de la jugosidad que se desee obtener. ¡Servir caliente o fría!

    Consejos

    ¿Cómo dar la vuelta a una tortilla? Coloca un plato o una tapa encima de la sartén, sobre la tortilla. Sin soltar el plato, y con un movimiento rápido, da la vuelta a la sartén con el plato puesto. Con la ayuda de una espátula, empuja la tortilla para que caiga del plato a la sartén y se cocine por el otro lado.

    La tortilla se puede conservar hasta 2 días en la nevera si no está muy jugosa. Si lo está, es mejor consumirla el mismo día.

    Consúmela fría o caliente, con un buen trozo de pan bajo en carbohidratos

    También queda muy bien con nabo en lugar de coliflor, por su textura y su aspecto, similares a los de la patata.

    Equipo especial recomendado
    • Olla vaporera
    • Sartén anti-adherente mediana
    0/5 (0 Reviews)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba