Receta tarta de queso, naranja y jengibre low-carb

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Impresiona a tus invitados con esta tarta de queso navideña que, aunque parece extravagante, ¡es muy simple de hacer! Esta hecha con una base de galleta de jengibre que contiene un delicioso relleno de queso crema y naranja que no requiere horneado. Se convertirá sin duda en uno de tus postres navideños favoritos.

  • Tiempo de preparación15 min
  • Tiempo de cocción3 hr
  • Tiempo Total3 hr 15 min
  • Porciones16

    Ingredientes

    Base de jengibre

    • 475 ml (230 g) harina de almendra
    • 110 g mantequilla derretida
    • 60 ml (55 g) eritritol
    • ¼ cdta. sal
    • 2 cdta. canela molida
    • 2 cdta. jengibre en polvo
    • 2 cdta. clavo molido

    Relleno de naranja

    • 900 g queso crema
    • 240 ml crema (o nata) para montar
    • 180 ml (160 g) eritritol
    • 2 cdta. extracto de vainilla
    • 1 naranja (ralladura)

    Decoración

    • 1 naranja pelada y cortada en gajos (opcional)
    • 2 cda. granadas (opcional)
    • 1 cda. menta fresca (opcional)

    Preparación tarta de queso, naranja y jengibre low-carb

    1

    Precalentar el horno a (350°F).

    2

    En un cuenco o en un procesador de alimentos, mezclar todos los ingredientes de la base para formar una masa homogénea.

    3

    Usar los dedos o el fondo de un vaso para repartir la masa de forma uniforme en un molde desmontable de 23 cm de diámetro. Presionar bien. Refrigerar durante 10 minutos.

    4

    En un bol grande, mezclar todos los ingredientes del relleno. Utilizar una batidora de mano o una batidora de vaso para batir todos los ingredientes hasta que la mezcla quede esponjosa (unos 5 minutos). Si la batidora tiene paleta, el relleno quedará aún más suave y esponjoso.

    5

    Sacar la base previamente preparada del frigorífico y hornearla durante 10-12 minutos. Dejar que se enfríe completamente antes de verter el relleno dentro. Alisar la parte superior con una espátula o cuchara.

    6

    Cubrir el pastel con un film de plástico y refrigerarlo durante al menos tres horas o durante toda la noche.

    7

    Justo antes de servir, pasar antes un cuchillo de hoja fina por los bordes de la tarta para despegarlos del molde y desmontar los bordes del molde.

    8

    Decora la parte superior de la tarta de queso con naranja, granada y menta fresca.

    Equipamiento especial recomendado

    • Molde desmontable de 23 cm de diámetro (9″)
    • Batidora de mano o de vaso

    Tarta de queso sin cocción

    Puedes ahorrar tiempo omitiendo la cocción de la base. Simplemente vierte el relleno sobre la base cruda, y ponlo en el refrigerador inmediatamente. La base no estará tan crujiente, pero tendrá una consistencia más parecida a la de la masa de galletas.

    5/5 (1 Review)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba