Receta pizza honda al estilo Chicago bajo en carbohidratos

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Receta pizza honda al estilo Chicago bajo en carbohidratos

La pizza honda al estilo Chicago es muy popular en los Estados Unidos. Aquí te traemos la versión baja en carbohidratos y sin gluten, pero bien cargada de todos los deliciosos sabores de la original. ¡La tendrás que agarrar con las dos manos!

  • Tiempo de preparación40 min
  • Tiempo de cocción50 min
  • Tiempo Total1 hr 30 min
  • Porciones8

    Ingredientes

    Masa

    • ½ cdta. azúcar granulado
    • 1½ cdta. levadura seca activa
    • 1 cda. agua caliente
    • 240 ml (110 g) harina de almendra
    • 60 ml (25 g) aislado de proteína de leche
    • 4 cda. polvo para hornear
    • 700 ml (325 g) queso mozzarella rallado
    • 240 ml queso crema, ablandado
    • 4 huevos grandes
    • 1 cdta. aceite de oliva, y una cantidad extra para mojar las manos

    Cobertura

    • 85 g concentrado de tomate
    • 1 cdta. mix de especias italianas
    • 170 g salchichas italianas, cocinadas y desmenuzadas
    • 55 g pepperoni, en rodajas
    • 45 g pimientos verdes, en rodajas
    • 28 g cebollas blancas, en rodajas
    • 230 g (475 ml) queso mozzarella rallado

    Preparación pizza honda al estilo Chicago bajo en carbohidratos

    Preparación de Masa

    1

    En un tazón pequeño, mezclar el azúcar, la levadura y el agua caliente. Reservar sin cubrir para activar la levadura.

    2

    En un tazón mediano, mezclar la harina de almendra, el aislado proteína de suero de leche y el bicarbonato sódico. Reservar.

    3

    En una cacerola grande a fuego medio-bajo, mezclar y derretir la mozzarella y el queso crema. Retirar del fuego. Añadir la mezcla de queso derretido a la mezcla de harina de almendra y remover para combinar. Incorporar la mezcla de huevos y levadura. Con un cucharón de madera o con las manos, remover la mezcla hasta que no queden grumos. Cubrir la mezcla y reservar en un lugar cálido durante 30-35 minutos para que suba. La masa quedará muy húmeda.

    4

    Precalentar el horno a 190 °C (375 °F). Recubrir con el aceite de oliva un molde profundo antiadherente para pizza de 35 cm (14″).

    5

    Verter la masa en el molde preparado. Mojar las manos en aceite de oliva y estirar la masa hacia los bordes y dejarla al menos 1 cm (1/2″) por encima de los laterales del molde. La masa no debe tener más de 0,5 cm (¼») de espesor en el fondo del molde. Mojar las manos en aceite evita que la masa se pegue a las manos.

    Preparación de Cobertura

    6

    Añadir cucharadas pequeñas de concentrado de tomate a la masa y extenderlo con suavidad. Espolvorear el condimento italiano de forma uniforme sobre el concentrado de tomate. Poner por encima las salchichas, el pepperoni, los pimientos, las cebollas y el queso mozzarella.

    7

    Hornear de 20 a 25 minutos en la rejilla del medio o hasta que la parte superior esté burbujeante y dorada. Retirar del horno y dejar reposar durante al menos 10 minutos antes de servir.

    8

    Se pueden refrigerar las sobras hasta cinco días o se pueden congelar en rodajas envueltas en papel de congelador hasta tres meses.

    Un consejo

    Puedes sofreír las cebollas y los pimientos en mantequilla antes de añadirlos a la pizza, pero no es obligatorio

    Notas sobre los moldes

    En esta receta conseguirás resultados distintos según el molde. Aquí te proporcionamos las instrucciones para usar un molde hondo para pizza de 35 cm (14″).

    Puedes usar una fuente de horno de 25 a 38 cm (10 a 15″), sartenes de hierro o una combinación de moldes hondos de pizza más pequeños, por ejemplo, dos de 23 cm (9”). Para saber qué tamaño de molde usar, piensa en cómo de gruesa quieres que sea la masa.

    Los moldes de metal de color oscuro son los que mejor funcionan. Los moldes de cristal o de cerámica no conducen el calor igual de bien. Si usas un molde de cristal o de cerámica, tendrás que aumentar el tiempo de cocinado.

    ¿Debes usar concentrado o salsa de tomate?

    Esta receta usa una fina capa de concentrado de tomate en vez de salsa de tomate o salsa para pizza.

    El concentrado de tomate es más espeso y es mucho menos húmedo, lo que permite que la masa se hornee de forma más uniforme. Usar salsa de tomate puede provocar que la masa quede pastosa a menos que prehornees la masa durante 10-12 minutos antes de añadir los ingredientes de la cobertura.

    Usa el mejor polvo para hornear

    Sí, cuatro cucharadas de polvo para hornear es la medida correcta. La levadura y el bicarbonato son los que hacen que la masa suba como una auténtica pizza honda al estilo Chicago.

    Asegúrate de usar un polvo para hornear que no lleve aluminio para evitar que la masa tenga un regusto metálico poco apetecible.

    Además, comprueba también si el polvo para hornear lleva sodio. Algunas marcas tienen más de 60 mg de sodio por porción, lo que hace que la masa quede salada. Lo ideal es usar marcas que tengan entre 50 a 60 mg de sodio por porción.

    ¿De verdad debo usar azúcar en esta receta?

    ¡Sí! Esta pequeña cantidad de azúcar es necesaria para activar la levadura. Un pequeño sobre de azúcar de una cafetería es suficiente.

    5/5 (1 Review)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba