Receta picadillo cubano bajo en carbohidratos

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Si tienes sensibilidad a las solanáceas y ya no puedes comer tomates, papas, pimientos ni berenjenas, puede ser que necesites algo de inspiración extra en la cocina. Aquí tienes una receta de picadillo que no parece una receta tradicional, pero te aseguro que el sabor es perfecto. He recreado los sabores de la cocina de mi abuela, ¡engañando mi paladar con nostalgia!

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo de cocción30 min
  • Tiempo Total40 min

    Ingredientes

    Salsa de no-mate

    • 120 ml (120 g) puré de calabaza sin azúcar
    • 120 ml (80 g) remolacha en conserva sin azúcar cortada en cubitos
    • 2 cda. vinagre blanco 5%
    • 1 cda. salsa de pescado
    • 1 cda. aminos de coco o salsa de soja tamari sin gluten

    Picadillo

    • 3 cda. aceite de aguacate o aceite de coco
    • 1 (110 g) cebolla amarilla pequeña
    • 60 ml zanahorias picadas
    • 60 ml (25 g) ramas de apio picadas
    • 120 ml (60 g) rábanos picados
    • 6 dientes de ajo molidos
    • 2 hojas de laurel
    • 450 g carne molida (carne picada) magra 85%
    • 1 cdta. sal, añadir más al gusto
    • 1 cdta. pimienta negra molida
    • 1 cdta. comino molido
    • 240 ml caldo de carne de res
    • 120 ml aceitunas verdes maduras, escurridas
    • 2 cda. arándanos secos sin azúcar (opcional)

    Preparación picadillo cubano bajo en carbohidratos

    Salsa de no-mate

    1

    Calentar una sartén grande a fuego medio. Cuando alcance la temperatura, echar el aceite en la sartén. Añadir la cebolla, las zanahorias, el apio, los rábanos, el ajo y las hojas de laurel.

    Picadillo

    2

    Saltear a fuego medio, revolviendo ocasionalmente durante 8 minutos, o hasta que esté suave y fragante.

    3

    Añadir la carne picada a la sartén con sal, pimienta y el comino. Mezclarlo, separando la carne, y revolver a menudo hasta que se dore.

    4

    Añadir la salsa de no-mate y el caldo de hueso, revolver, agregando las aceitunas y los arándanos. Llevar a una ebullición leve, revolver y bajar el fuego.

    5

    Cubrir parcialmente con una tapa y cocinar a fuego lento durante 15-20 minutos hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Servir caliente y ¡disfrutar!

    Salsa de no-mate

    Cuando descubrí que ya no podía comer solanáceas (tomates, papas, pimientos y berenjenas) debido a la inflamación que causaban en mi cuerpo, ¡cómo sufrí! ¡Todos los platos de mi infancia están hechos con pimientos y tomates! Pensé que cambiar mi dieta significaba perder mi identidad cultural. Pero sin embargo, me desafió a ser más creativa en la cocina. Si eres como yo y no puedes comer tomates, es muy útil tener una cantidad de salsa de no-mate lista para cuando la necesites. Guárdala en un frasco de vidrio en el refrigerador y úsala en vez de salsa de tomate en cualquier plato.

    ¡Consejo!

    Si puedes comer tomates y pimientos, puedes usar salsa de tomate en vez de la salsa de no-mate. Omite el apio y usa tomate o pimiento rojo en su lugar.

    Los arándanos secos son opcionales pero son una buena sustitución para las uvas pasas que este plato normalmente contiene. Su sabor dulce pero ácido es una buena solución intermedia respecto a las uvas dulces que eliminamos.

    0/5 (0 Reviews)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba