Receta huevos benedictinos keto sobre lecho de aguacate

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Un clásico de los brunch. Esta vez convertido en keto, remplazando el tradicional muffin inglés por un lecho de aguacate. Los huevos escalfados, el salmón ahumado y la salsa holandesa siguen presentes, pero sin nada de carbos. Una nueva versión saludable y con un sabor estupendo.

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo de cocción5 min
  • Tiempo Total15 min

    Ingredientes

    Salsa holandesa

    • 3 yemas de huevo
    • 1 cda. jugo de limón
    • sal y pimienta al gusto
    • 8½ cda. mantequilla

    Huevos benedictinos

    • 2 aguacates sin semilla y sin piel
    • 4 huevos
    • 150 g salmón ahumado

    Preparación de huevos benedictinos keto sobre lecho de aguacate

    1

    Tomar un tarro o cualquier frasco apto para microondas en el que quepa la batidora. Poner la mantequilla dentro y derretirla en el microondas durante unos 20 segundos.

    2

    Añadir las yemas de huevo y el jugo de limón a la mantequilla. Colocar la batidora en el fondo del tarro y batir hasta que se forme una capa blanca y cremosa. Entonces subir y bajar con cuidado la batidora para crear una capa blanca cremosa. Salpimentar al gusto.

    3

    Colocar una sartén con agua en el fuego y llevar a ebullición. Reducir el fuego a medio-bajo.

    4

    Añadir los huevos de uno a uno a un tazón para medir, y después añadirlos con cuidado al agua. Al remover el agua en círculos se creará un pequeño remolino que evitará que la clara de los huevos se separe demasiado de las yemas. Cocinarlos durante 3-4 minutos, según la consistencia que quieras que tengan las yemas. Retirar los huevos escalfados con una espumadera y colocarlos sobre papel de cocina para que absorba el agua sobrante.

    5

    Cortar los aguacates por la mitad y sacar las semillas y la piel. Hacer un corte en la base de cada mitad para que se mantengan firmes sobre el plato. Poner encima de cada uno un poco de salmón ahumado, un huevo y decorarlos con una generosa cucharada de salsa holandesa.

    6

    Hay que comerlos en el momento, no se pueden guardar ni recalentar. La salsa holandesa se puede guardar en un tarro en el refrigerador hasta 4 días.

    ¡Unos consejos!

    Puedes usar un escalfador de huevos. Solo tienes que engrasar los moldes con mantequilla antes de poner un huevo en cada molde.

    Otro método para mantener las claras firmes y evitar que se separen es añadir una pizca de vinagre o unas gotas de limón al agua hirviendo.

    Conseguirás una fantástica presentación si espolvoreas por encima un poco de pimentón o los decoras con perejil.

    5/5 (3 Reviews)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba