Receta granola dorada baja en carbohidratos

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Sabemos lo que estás pensando, ¡no hay nada como la granola casera! Esta queda riquísima junto con un yogur griego o con crema de coco para un desayuno bajo en carbos… O para cualquier momento en que te apetezca algo de picar. ¡Te saciarás con algo bien saludable!

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo de cocción1 hr
  • Tiempo Total1 hr 10 min
  • Porciones20

    Ingredientes

    • 230 g pecanas o avellanas o almendras
    • 70 g coco rallado fino sin azúcar
    • 240 ml (140 g) semillas de girasol
    • 4 cda. semillas de calabaza
    • 120 ml (75 g) semillas de sésamo
    • 180 ml (130 g) semillas de linaza
    • 1 cda. cúrcuma
    • 1 cda. canela molida
    • 2 cdta. extracto de vainilla
    • 120 ml (55 g) harina de almendra
    • 240 ml agua
    • 4 cda. aceite de coco

    Para servir

    • 2,4 litros yogur griego entero o crema de coco

    Preparación granola dorada baja en carbohidratos

    1

    Precalentar el horno a 150 °C (300 °F). Picar los frutos secos en trozos grandes en un procesador de alimentos o con un cuchillo afilado. Mezclar todos los ingredientes en un tazón.

    2

    Extender sobre una asadera forrada con papel de horno. Tostar en el horno durante 20 minutos. Asegúrate de configurar correctamente el temporizador y la temperatura. Los frutos secos y las semillas son sensibles al calor y no deben quemarse.

    3

    Retirar del horno y remover la mezcla, después volver a poner en el horno durante unos 20 minutos o más. Comprobar de nuevo. Cuando la granola esté casi seca, apagar el horno y dejar que la granola se enfríe con el calor residual que queda en el horno.

    4

    Servir la granola con yogur griego entero con una pizca de vainilla en polvo y quizá un poco de crema para batir adicional. La granola es muy nutritiva y saciante. Un tercio o la mitad de una taza te saciarán durante mucho tiempo.

    Consejos

    Si quieres saltarte los frutos secos, añade más semillas y/o virutas de coco. Hay que asegurarse de que la proporción entre los ingredientes secos y húmedos sea casi la misma.

    La granola también sabe genial en ensaladas. Guárdala en una buena jarra de cristal con un lazo y podrás darla como regalo. Como ya hemos dicho, ¡no hay nada como la granola casera!

    5/5 (1 Review)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba