Receta cordon bleu keto de pollo

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Jamón, queso y pechugas de pollo. Un sencillo y delicioso clásico francés que nunca pasa de moda. Y si preparas nuestra versión, conseguirás una delicia keto que gustará a todos los comensales.

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo de cocción30 min
  • Tiempo Total40 min

    Ingredientes

    • 4 (700 g) pechugas de pollo (sin piel)
    • 1 cda. mostaza de Dijon
    • ½ cdta. tomillo seco
    • 110 g jamón
    • 110 g queso gruyère
    • 55 g mantequilla
    • 1 cda. aceite de oliva
    • sal y pimienta

    Para servir

    • 200 g lechuga
    • 1 zanahoria
    • ½ calabacín
    • ½ limón en trozos
    • 120 ml aceite de oliva
    • sal y pimienta

    Preparación cordon bleu keto de pollo

    1

    Precalentar el horno a 175 °C (350 °F). Colocar las pechugas de pollo sobre una tabla de cortar forrado con papel de horno (o papel film).

    2

    Cortar las pechugas por el medio, casi en dos mitades, pero sin separarlas del todo. Deben verse como un libro abierto. Poner un trozo de papel de horno (o papel fim) por encima de los trozos de pollo. Golpear el pollo con un rodillo de cocina o una maza hasta que quede fino, como un filete. Retirar el papel de horno.

    3

    Extender la mostaza por encima y espolvorear el tomillo. Repartir el jamón y el queso en rodajas de forma uniforme entre las pechugas y colocarlas en cada mitad de las pechugas. Juntar las dos mitades de las pechugas. Meter un palillo o atarlas con hilo de cocina para que se mantengan juntas. Todo hasta este punto se preparar con antelación. Después, envolver con papel film y guardar las pechugas en el refrigerador hasta que estés listo para cocinarlas.

    4

    Retirar el papel film y dorar los filetes en mantequilla y aceite de oliva en una sartén hasta que estén dorados y bien hechos. Salpimentar al gusto.

    5

    Colocar las pechugas en una fuente para asar junto con los jugos de la sartén e introducirla en el horno. Hornear durante unos 20 minutos. Dejar reposar las pechugas unos cinco minutos. Servir con los jugos de la sartén, una ensalada, zanahorias en rodajas, tiras de calabacín, aceite de oliva y gajos de limón.

    ¡Un consejo!

    ¡Mejor que sobre que no que falte! El cordon bleu de pollo está buenísimo frío (o a temperatura ambiente). Pruébalo para el almuerzo cortado en rodajas en una ensalada o envuelto en hojas de lechuga como si fuera un sándwich.

    4/5 (1 Review)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba