Receta bastoncitos de pan keto

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Estos crocantes bastoncitos de pan cetogénico son exquisitos y tienen un fantástico aroma a pesto, y un suave sabor a queso. Puedes usarlos como un refrigerio keto o como guarnición con la cena. O quizá servirlos como aperitivo en una fiesta.

  • Tiempo de preparación25 min
  • Tiempo de cocción15 min
  • Tiempo Total40 min

    Ingredientes

    • 120 ml (55 g) harina de almendra
    • 60 ml (25 g) harina de coco
    • ½ cdta. sal
    • 1 cdta. polvo para hornear
    • 1 huevo batido
    • 55 g mantequilla
    • 180 g (375 ml) queso rallado, preferiblemente mozzarella
    • 60 ml pesto verde
    • 1 huevo batido, para pincelar por encima

    Preparación bastoncitos de pan keto

    1

    Precalentar el horno a 175 °C (350 °F).

    2

    Derretir la mantequilla y el queso. Puedes hacer esto en una cacerola a fuego lento, o usando el microondas a potencia máxima (por aproximadamente 90 segundos). Luego de que se hayan derretido la mantequilla y el queso, remover hasta que quede una consistencia homogénea.

    3

    Mezclar todos los ingredientes secos en un tazón. Incorporar el huevo y combinar.

    4

    Añadir lentamente la mezcla de mantequilla y queso al tazón que contiene los otros ingredientes, y combinar hasta conseguir una masa firme.

    5

    Colocar la masa sobre papel de horno. Usar un rodillo y hacer un rectángulo de unos 5 mm (1/5 pulgadas) de espesor.

    6

    Extender el pesto por encima y cortar en tiras de 2,5 cm (1 pulgada). Retorcerlas y colocarlas en una bandeja de horno forrada con papel de horno. Pincelar los bastoncitos con el huevo batido.

    7

    Hornear durante 15-20 minutos hasta que se hayan horneado.

    ¡Unos consejos!

    Si la masa está demasiado viscosa, coloca dos láminas de papel de horno antes de usar el rodillo. Una vez que hayas pasado el rodillo, quita la lámina superior.

    Si tienes problemas para retorcerlos o quieres que se vean de otra forma, usa un corta galletas para cortar dos formas iguales y extiende el pesto entremedio, como si fuera un sándwich. Luego coloca estas «galletas rellenas» sobre el papel de horno y hornéalas.

    ¿Se te ha acabado el pesto? No pasa nada. Puedes usar las especias que más te gusten. Paprika en polvo, ají, curri, comino o hierbas como tomillo, orégano y albahaca. O usar queso derretido como relleno combinando un poco de queso rallado en vez de pesto.

    Si quieres un poco más de variedad, prueba a usar un poco de queso parmesano en vez de mozzarella.

    0/5 (0 Reviews)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba