El mejor pan keto

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

¡Úntalo con mantequilla y creerás que estás comiendo pan de verdad! Este pan keto es crocante por fuera y suave por dentro. Una vez que le agarres la mano a esta receta, habrás encontrado tu nuevo pan favorito, y podrás disfrutarlo a la par de seguir una alimentación cetogénica. Si es la primera vez que vas a preparar pan keto, lee con atención todos los consejos de esta receta para asegurarte éxito.

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo de cocción1 hr
  • Tiempo Total1 hr 10 min

    Ingredientes

    • 300 ml (150 g) harina de almendra
    • 5 cda. (50 g) cáscaras de psyllium en polvo
    • 2 cdta. polvo para hornear
    • 1 cdta. sal marina
    • 2 cdta. vinagre de manzana o vinagre de vino blanco
    • 225 ml agua hirviendo
    • 3 claras de huevo
    • 2 cda. (20 g) semillas de sésamo (opcional)

    Preparación de pan

    1
    Precalentar el horno a 175°C (350°F).
    2

    Mezclar los ingredientes secos en un recipiente.

    3

    Añadir el vinagre y las claras de huevo a los ingredientes secos y mezclar bien.

    4

    Ir incorporando poco a poco el agua hirviendo mientras mezclas con una batidora de mano por unos 30 segundos. No batas demasiado la masa, hacerlo simplemente durante unos segundos. La masa estará a punto cuando tenga una consistencia parecida a la plastilina. Es posible que no se use toda el agua para llegar a esa consistencia.

    5

    Humedecer las manos y armar 6 u 8 pedazos de pan con la masa. Colocarlos en una bandeja de horneo engrasada.

    6

    Hornear en una rejilla inferior del horno durante 50-60 minutos. Se pueden dar vuelta a la mitad del horneado para lograr una cocción más pareja. Los panes estarán listos cuando escuches un sonido hueco al darles un golpecito en la base con los dedos.

    7

    Retirar del horno y dejar reposar 20 minutos antes de consumir, para minimizar la humedad en la miga. Servir con mantequilla e ingredientes de tu elección. Puedes refrigerarlo o congelarlo.

    Consejos

    Si tienes un horno eléctrico, puede que tengas usar un poco menos de temperatura. Prueba con 150°C (300°F)

    En lo posible, intenta pesar las cantidades de harina y de cáscara de psilio. El uso de medidas de volumen, como tazas y cucharadas, puede hacerlas inexactas, por lo que los resultados pueden no ser los esperados.

    Usar los huevos a temperatura ambiente (si los tienes en nevera, déjalos fuera entre 1.5 y 2h) y el agua hirviendo hace posible que la masa logre la consistencia deseada

    Es importante que te humedezcas las manos para armar los bollitos, si no se te pegará toda la masa en los dedos. Algunas personas prefieren, en vez de humedecer las manos con agua, engrasárselas con aceite de oliva.

    Para darles una apariencia diferente y hacerlos crujientes, añade semillas en los bollitos del pan antes de meterlos en el horno: semillas de amapola, de sésamo o escamas de sal y hierbas aromáticas.

    Dale sabor al pan con tu condimento favorito, para adaptarlo a cualquier comida con la que lo vayas a servir. Puedes usar ajo en polvo, semillas de comino o incluso una mezcla de especias, como nuestro aderezo de pan para las fiestas o este condimento Tex-Mex.

    Esta receta es tan versátil que puede utilizarse de muchísimas maneras. Por ejemplo, también puedes armar el pan para usarlo en perritos calientes o hamburguesas. Si quieres, puedes hacer pan de molde y cortarlo en rebanadas. Ten en cuenta que en ese caso deberás de cocinarlo un poco más y con una temperatura menor. Prueba hornearlo a 150°C (300°F) y extender el tiempo hasta hora y media.

    5/5 (1 Review)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba