Receta chili con carne keto y sin frijoles

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Receta chili con carne keto y sin frijolesDile adiós a los frijoles. Este chili con carne keto, o chili tejano, te proporcionará todo el sabor del chili tradicional pero sin ingerir demasiados carbohidratos. Puede cocinarse a fuego lento en la estufa, en una olla de cocción lenta o en una olla instantánea. Cúbrelo con crema agria, queso rallado, aguacate y cebollino para un almuerzo completo y saciante.

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo de cocción25 min
  • Tiempo Total35 min

    Ingredientes

    Para el chili

    • 3 cda. aceite de oliva
    • ½ (55 g) cebolla amarilla picada
    • 2 dientes de ajo picados
    • 2 cda. ají en polvo
    • 2 cdta. ají chipotle en polvo o pimentón español
    • 2 cdta. comino molido
    • 800 g carne molida (carne picada) o carne de pavo molida
    • 1 (110 g) tomate troceado
    • 2 cda. concentrado de tomate
    • 2 jalapeños frescos picado
    • sal o pimienta negra molida al gusto

    Para servir

    • 180 ml (85 g) queso rallado
    • 180 ml crema agria
    • 1 (200 g) aguacate cortado en tiras
    • 2 jalapeños frescos troceados
    • 2 cda. cebollino fresco picado

    Preparación chili con carne keto y sin frijoles

    1

    En una olla grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio. Añadir la cebolla y el ajo y freír hasta que estén tiernos.

    2

    Agregar el chile, el chipotle o el pimentón en polvo, y el comino, y remover durante un minuto más o menos para extraer el aroma de las especias.

    3

    Añadir la carne molida. Usar una espátula para desmenuzar la carne y cocinarla hasta que ya no esté rosada, unos 10-15 minutos.

    4

    Añadir los tomates, la pasta de tomate, los jalapeños y el caldo. Dejar que hierva, y luego reducir el fuego a medio-bajo. Cubrir y cocer a fuego lento durante al menos 10 minutos, revolviendo de vez en cuando. Salpimentar al gusto.

    5

    Servir el chile cubierto con queso rallado, crema agria, aguacate, jalapeños y cebollino.

    ¿Cómo se cocina el chili en una olla instantánea?

    Dorar la carne molida en la olla instantánea usando la función de saltear. Mientras la carne aún está poco hecha, añadir la cebolla, el ajo, el chile en polvo, el chipotle en polvo (o el pimentón ahumado) y el comino. Remover hasta que la carne esté dorada, las cebollas tiernas y las especias desprendan su aroma. Añadir los tomates, la pasta de tomate, los jalapeños y el caldo. Usar la función de olla de cocción lenta para hervir a fuego lento durante una hora o usar la cocción bajo presión durante 10-12 minutos. Para espesar el chile, utilizar la función de saltear durante 8-12 minutos adicionales justo antes de servir. Remover frecuentemente mientras se usa la función de saltear para evitar que se queme.

    ¿Cómo cocinar el chili en una olla de cocción lenta?

    Seguir los pasos 1-3. Añadir la carne dorada, los tomates, la pasta de tomate, los jalapeños y el caldo a la olla de cocción lenta. Tapar y cocinar a fuego lento durante 5 – 6 horas.

    ¿Deberías deshacerte de la grasa de la carne molida?

    Dehacerse o no de la grasa después de cocinar la carne molida es una cuestión de preferencia personal. También depende del tipo de carne de vacuno que se utiliza y el de su contenido de grasa. Nosotros preferimos no deshacernos la grasa para que el chili quede más rico y saciante.

    ¿Cómo sustituir la carne molida?

    Nuestro chili queda igual de rico cuando se hace con cerdo molido, pavo molido o venado. De hecho, el uso de pequeños trozos de cerdo, bistec o venado ayudará a cambiar la textura y podrá asemejarse a la sensación en la boca que a menudo proporcionan los frijoles.

    ¿Un chili sin frijoles?

    La mayoría de los frijoles como los frijoles rojos, negros y pintos deben evitarse en una dieta cetogénica estándar debido a su alto contenido de carbohidratos. La mayoría de los frijoles cocidos contienen alrededor de 12 g de carbohidratos netos por 90 g ( 3 oz).

    Hay algunas excepciones, como las judías verdes y la soja negra, que sólo contienen unos 2 g de carbohidratos netos por 90 g ( 3 oz). Si toleras más carbohidratos, no dudes en añadir las judías que prefieras.

    Otros posibles sustitutos de los frijoles podrían incluir calabacines picados u champiñones, los cuales proveen una textura adicional con un sabor muy sutil.

    Sugerencias de presentación

    Este plato queda muy bien acompañado de cilantro y lima frescos. Usar nata espesa en lugar de crema agria resulta aún más sabroso.

    ¿Sobras?

    Puedes colocar las sobras en una bandeja de hornear, cubrirlas con un huevo crudo y hornear a 175ºC ( 350ºF) durante 15-20 minutos hasta que se calienten y hasta que los huevos se cocinen a tu gusto.

    Diferentes tipos de chiles

    ¿Te gusta el chile picante o los sabores más suaves? Cada tipo de chile añade sabores y picores distintos. Si utilizas chiles secos, consulta la etiqueta para obtener más información sobre el grado de picor del chile y utiliza esa guía para ajustar el condimento. Los chiles chipotle tienen un sabor ahumado y son un poco más picantes que los jalapeños o los pimientos rojos secos.

    En algunas áreas, a la gente le gusta condimentar el chili con un poco de cacao en polvo o canela. Puedes espolvorear un poco de cualquiera de los dos si lo deseas. ¿Hay especias que te gustaría añadir a tu chili? Si es así, ¡por favor compártelo en los comentarios a continuación!

    0/5 (0 Reviews)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba