Receta huevos revueltos con espinacas y queso feta

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Los huevos revueltos son un sencillo desayuno keto, y también se pueden personalizar de la forma que quieras. Puedes darles vida con todo tipo de ingredientes y sabores extra. Nosotros aquí les añadimos espinacas frescas y un poco de queso feta para que tengan un toque mediterráneo.

  • Tiempo de preparación5 min
  • Tiempo de cocción10 min
  • Tiempo Total15 min
  • Porciones2

    Ingredientes

    • 4 huevos grandes
    • 2 cda. crema (o nata) para montar
    • 60 ml mantequilla
    • 110 g brotes de espinacas frescas
    • 1 diente de ajo machacado
    • sal y pimienta negra molida
    • 45 g queso feta desmenuzado
    • 110 g panceta ahumada (bacon) (opcional)

    Preparación huevos revueltos con espinacas y queso feta

    1

    En un tazón mediano, batir los huevos y la crema hasta que estén bien combinados.

    2

    Calentar una sartén grande a fuego medio-bajo y añadir la mantequilla. Una vez que la mantequilla se haya derretido, añadir las espinacas y el ajo y dejar que se cocinen hasta que las espinacas se hayan arrugado. Salpimentar.

    3

    Verter la mezcla de huevos en la sartén. Cocinar sin remover hasta que empiece a hacerse por los bordes. Con una espátula de goma, levantar con cuidado y pasar la parte cuajada del extremo de la sartén hacia el centro, permitiendo que el huevo que aún esté sin cocinar salga hacia los bordes. Continuar levantando y poniendo el huevo en el centro hasta se haya hecho a tu gusto.

    4

    Retirar la sartén del fuego y espolvorear el queso feta. Servir inmediatamente. También puedes añadir lonchas de bacon frito si lo deseas.

    Concejos

    El truco es mantener el fuego bastante bajo para que los huevos se cocinen lentamente. Esto te permite revolverlos suavemente y conseguir estén esponjosos y ligeros. Si viertes los huevos crudos en una sartén caliente, se cocinarán casi al momento y tendrás que ir rápido para seguirles el ritmo. Mantén el fuego en medio-bajo. Si el fuego está demasiado fuerte o la sartén no es de fondo grueso y no está bien aislada, puedes mantener el fuego bajo.

    Los huevos revueltos son un lienzo en blanco. Puedes comerlos tal cual, claro, pero pueden ir con cualquier tipo de sabor. Los quesos, las verduras cortadas y las carnes cocinadas van de maravilla con ellos. ¡Haz que el desayuno sea divertido de nuevo!

    0/5 (0 Reviews)
    lo mejor
    Share on facebook
    Compartir
    Share on twitter
    Compartir
    Share on whatsapp
    Compartir

    También puede gustarte

    Ir arriba